Artículos de interés

¿Tu restaurante está preparado para el siguiente paso?

Conoce lo que necesitas para hacerlo franquicia

En palabras del consultor Juan Manuel Gallástegui (de Gallástegui Armella Franquicias), las cuatro características clave para que un negocio pueda convertirse en franquicia son:

  • Un concepto exitoso.
  • Que haya sido probado.
  • Consolidado.
  • Con un nicho de mercado.

Y como extra: evitar trabas físicas y humanas, es decir, que el éxito de tu negocio no dependa de una persona en particular, pues eso será un lastre al momento de intentar replicar tu modelo de negocio. Analiza qué tan preparado te sientes en cuanto a estos aspectos para que puedas continuar con la expansión de tu negocio.

Define tu modelo de negocio

Esto implica la claridad y puntualidad en los procesos que sigue tu negocio. Lo podemos entender como todo lo que conduce a que tu negocio sea rentable, es decir, que genere ingresos y beneficios. Para ello se debe detallar, desde los aspectos relacionados con la oferta de productos y servicios que ofreces: cómo deben ofrecerse, qué herramientas se utilizan, dónde consigues esas herramientas... hasta las características de tu local: cuestiones de identidad visual, como los colores y la organización de productos, y por supuesto todo lo relativo a cuestiones financieras: inversión inicial, precios, permisos…

Este modelo de negocio es un aspecto de suma importancia para desarrollar una franquicia y, como tal, debe estar estipulado de forma escrita a través de manuales (operativos, de imagen, fiscales, etc.), para transmitir de la forma más clara y precisa toda la información a los interesados en unirse a tu franquicia y de esa forma evitar los problemas al momento de recrear tu negocio en otra zona.

Crea un Manual de Uso de Marca

Para lograr lo anterior, es importante documentar fielmente los detalles de tu éxito, para que los posibles interesados en adquirir tu franquicia sepan cómo abordar los segmentos de mercado que tú lograste cautivar.

Recuerda que al franquiciatario le interesa una sola cosa: que tu producto sea “vendible”. Para probarlo, haz memoria y piensa en cómo alcanzaste el éxito: ¿hiciste uso de material publicitario? ¿Ofreciste alguna promoción exclusiva? ¿Tu servicio a clientes fue memorable? Una vez que hagas ese análisis, podrás crear tu Manual de Uso de Marca.

Como ya te habrás imaginado, es importante que en este documento describas los detalles de la comunicación, de la mercadotecnia, del mercadeo, las promociones de venta y demás detalles que garanticen poder emular el éxito de tu restaurante en las nuevas posibles franquicias.

Afianza los aspectos legales

Una parte fundamental en cualquier proceder comercial, serán siempre los aspectos legales. Por ello te recomendamos acercarte a la Ley de Propiedad Industrial que en su Artículo 142 define qué es una franquicia. Algunos puntos clave al respecto, son:

  • La licencia de uso de marca.
  • Asistencia técnica del franquiciado hacia los franquiciadores.
  • Uniformidad en servicios o bienes y métodos operativos, comerciales y administrativos.

Estos factores serán estipulados en el Contrato de la Franquicia, que debe ser definido de forma precisa en cuanto a los derechos y obligaciones de ambas partes.

Estrecha lazos con los proveedores

Siempre es bueno contar con aliados que te faciliten el proveer los negocios de tu franquicia. Además de que te familiarizas con su servicio y los productos que ofrecen, también pueden llegar a acuerdos benéficos para ambos… todo, con el fin de incrementar las ganancias y conseguir estabilidad en tu franquicia.

Después de considerar todos estos temas, sabemos que conseguirás llevar tu negocio al siguiente nivel. Pero si te surge cualquier otra duda en el camino… ¡no dudes en acercarte a nosotros!